Micromuseo - Bitácora

miércoles, 12 de noviembre de 2014

ARTE CONCEPTUAL (INVOLUNTARIO): SOCIALISMO BARBIE EN VENEZUELA

(Fotos de la agencia AP, publicadas por El Comercio)

Desde hace tres décadas agito esporádicamente el concepto de un arte conceptual involuntario. Un arduo logro cultural de sujetos varios ––en particular los agentes del Poder–– que, sin saberlo, pugnan por demostrarnos cómo entre nosotros la realidad misma es piedra de escándalo. La inconciencia conmovedora de sus raptos (o lapsus) superará siempre cualquier gesto programáticamente crítico. Incluyendo tantos discursos que procuran articularse desde una operatividad artística gobernada por la corrección política. 

Arrastramos todavía la tristeza abismal de haber visto algunas inteligencias entrampadas en la defensa de la aberrancia indefendible del fascismo chavista. Pero este mismo régimen nos propone ahora liberarnos en algo de esa depresión epocal mediante la contemplación risueña de la más reciente y fresca de sus contradicciones terminales. La promoción forzada del Socialismo Barbie entre los sectores populares, al incluir a la muñeca ultracapitalista de Mattel (no hace mucho vitupereada por el propio Chávez) entre los productos de primera necesidad que obligadamente deben venderse a precios irrisorios. (¡Qué joder!: también las masas tienen derecho a la alienación total).

Una preciosa demostración adicional de cómo, en el populismo latinoamericano, la política (el clientelismo más vulgar) vence siempre a la ideología ("falsa conciencia", Lukács dixit).

Nos moriremos de hambre, pero nunca de aburrimiento.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página principal